jueves, 3 de marzo de 2016

LOS ALGARROBOS DEL PERÚ

Recurso forestal más importante del bosque seco peruano
Por: Dr. Leopoldo Vásquez Núñez

El algarrobo es el recurso forestal más importante de la zona ecológica, llamada Bosque seco tropical, único en el mundo existente en la costa norte de nuestro país y en los valles interandinos, en la costa se extiende desde el valle del río Chicama en La Libertad hasta Tumbes en una longitud aproximada de 1000 kilómetros y un ancho que varia entre 100 y 150 kilómetros y va desde la orilla del mar hasta 1000 a 1500 sobre el mismo, su extensión total incluido los de los valles interandinos, suma más de 3’600,000 hectáreas que representa el 2.4% del territorio nacional, este bosque seco sirve a más de 500 mil habitantes.
El nombre nativo del algarrobo antes de la llegada de los españoles fue ong, en la lengua mochica, en la costa central y sur fue guarango, el que todavía se mantiene en Ica, en Chile, Argentina y Bolivia se le conoce como tacuo también de origen quechua, ahora se le llama algarrobo, nombre dado por los conquistadores españoles, debido a que sus caballos consumían las vainas de esta planta en forma similar al algarrobo europeo que es otra especie, llamada Ceratonia silecua, en cambio nuestros algarrobos pertenecen al género Prosopis.
En el mundo existen 44 especies, 40 dispersas en nuestro continente y sólo 4 escapadas a otros continentes 3 al Asia y 1 al África, la mayor concentración de especies, está en Argentina con 28 especies, en nuestro país hasta la fecha no se conocía el número de especies existentes.
Con el objeto de esclarecer este tema, se realizó un trabajo en la Universidad Pedro Ruiz Gallo, mediante el proyecto llamado “Identificación y conservación de germoplasma de las especies del género Prosopis spp. del Perú” entre los años 2007 y 2010, financiado por INCAGRO y ejecutado por el autor de esta nota y otros profesionales.
Para cumplir con el trabajo se realizaron viajes a lo largo de toda la costa y a los diferentes valles interandinos donde existe poblaciones de algarrobos, donde se hizo las colecciones botánicas correspondientes para estudiarlas resultando 10 especies de algarrobos pertenecientes al género Prosopis, de las cuales 5 son nuevas para la ciencia, las que se han descrito y consignado su nombre científico, siguiendo las reglas del código internacional de nomenclatura botánica, contribuyendo de esta manera al conocimiento de nuestra flora nacional que todavía falta mucho por descubrir pata tener un inventario completo, que por ahora se conoce 20,000 especies, pero falta otro tanto por descubrir.
A continuación damos a conocer las características más importantes de las 10 especies de algarrobos estudiados.

Prosopis alba Grisebach
Es un árbol frondoso de 6 a 2 metros de alto, el tronco es grueso, con la corteza agrietada de color marrón rojizo sus ramas tienen espinas relativamente pequeñas de 2 cm. de largo, sus vainas son las más grandes de todos los demás algarrobos, miden de 20 a 40 cm de largo, por 1.2 a 2 cm de ancho, son de color amarillo y algunas de color morado, la pulpa es dulce sin amargo y se usa como forraje, está presente en el valle del río Apurímac, en los distritos de Sapichaca y Aguayro pertenecientes a la provincia de Andahuaylas, también en el distrito de Curahuasi de la provincia de Abancay y en el valle del río Urubamba en la provincia de Quillabamba en el Cusco, las poblaciones existentes son escasas por la deforestación que sufren, su origen de esta especie es Argentina, y en donde existe amplias poblaciones naturales y también áreas reforestadas, al Perú es probable que haya llegado trasnportado por pobladores ancestrales hace miles de años, que utilizaban sus vainas como alimento en tiempos ancestrales. En Curahuasi se encuentra un árbol a orillas del río Apurímac que puede ser el algarrobo más grande que existe en el Perú, no está erguido, sino echado y mide aproximadamente 40 metros de largo y su trono tiene 2.5 metros de diámetro.

P. alba: 1: Vainas. 2: Inflorescencias. 3. Hojas. 4. Ejemplar caído. 5. Árbol joven.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis chilensis Stuartz
Son árboles de 2 a 10 metros de alto, el tronco puede alcanzar un metro de diámetro, su corteza es de color marrón rojizo, en los arenales, el tronco está enterrado y solo salen las ramas de 1 a 2 metros de largo, las espinas son geminadas, cónicas, muy gruesas y potentes, miden de 4 a 6 cm de largo; las vainas mayormente curvas, de unos 20 cm de largo y 2 cm de ancho, más anchas que en todas las demás especies, su color es marrón-rojizo y tienen pulpa muy dulce, sin amargo.
Esta especie se encuentra a lo largo del valle del río Majes en las provincias de Castilla y Camaná, quedan pocos ejemplares, antes ha existido bosques amplios que han sido talados para ampliar el área agrícola, es probable que en poco tiempo su existencia en el Perú desparezca, pero en Chile que es su lugar de origen, todavía se mantiene una población significativa.

P. chilensis: 1: Árbol erguido. 2: Árbol postrado. 3. Hojas. 4. Inflorescencia. 5. Espinas. 6. Vainas.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis limensis Bentham
Árbol de 4 a 10 metros de alto, tiene el tronco retorcido e 0.3 a 2 metros de diámetro, con la corteza de color marrón negruzco, el cilindro central es de color rojo vinoso rodeado de un delgado círculo de tejido blanco amarillento por donde circula la sabia, las ramas en los árboles adultos son péndulas, con grupos de hojas enrolladas en los nudos, por lo que se le llama algarrobo zambito, también está provisto de espinas, de 1 a 3 cm,; las vainas son rectas o curvas de 10 a 30 cm de largo y de 1 cm de ancho, son de color amarillo, tienen la pulpa dulce ligeramente amarga, esta planta es la que se encuentra en la mayor parte de la costa es endémica de nuestro país, Burkard botánico argentino lo sinonimizó con P. pallida que es otra especie diferente pero que es el nombre con el que se reconoce hasta ahora lo que estamos haciendo el esclarecimiento respectivo.  
Esta especie es uno de los algarrobos más importantes del Perú, porque ha servido de sustento a la población desde los primeros asentamientos humanos en la costa hasta nuestros días, sirviendo de madera para construcción de viviendas y como leña y carbón de tal manera que han desaparecido bosques enteros existentes en los valles de todos los ríos de la costa, quedando solo relictos en Ica, San Pedro de Lloc y Lambayeque, aquí existe la mayor población porque se regenera cada vez que se presenta el fenómeno del Niño, siendo el  bosque más representativo es el de Pómac, que es un Santuario Histórico aquí está el algarrobo milenario nombre dado por el culto periodista Pepe Maeda Asencio, en realidad no se ha calculado científicamente su edad, pero por estudios hechos con carbono 14 en otros algarrobos antiguos existentes, en Ica, cuya edad se ha calculado entre 1000 y 1100 años que de ser en realidad esta planta tenga la misma edad, es una que su se ha caído, está muerto en su base de aproximadamente 2 metros de diámetro, completamente retorcido, pero sigue vivo por su extremo a 30 metros de distancia en donde nacen brotes que crecen erguidos enraizando en el suelo, originando una planta de aproximadamente de 10 metros de alto.
P. limensis es la que proporciona la mejor leña y carbón por su alto poder calorífico, por lo que es cotizado en todo el Perú para los hornos  de las pollerías en las principales ciudades, la mejor madera para construir viviendas rurales es tan duradera que cuando se cae una casa, las vigas sirven para construir nuevas viviendas y así pasan de generación en generación sin malograrse por cientos de años, las vigas que existen en las primeras iglesias construidas en la época del coloniaje se mantienen intactas hasta ahora, las vainas sirven para obtener un jarabe que se llama algarrobina utilizado como edulcorante y medicinal, también es una planta melífera apícola de gran calidad, las vainas constituyen un excelente forraje para todo tipo de ganado.
Existen ídolos y vasijas ceremoniales hechas de algarrobo que se conservan intactas desde hace unos 1500 años. En la actualidad se usa como planta ornamental en parques y avenidas, en las viviendas rurales sirve como árbol de sombra para el ganado.

P. limensis: 1. Algarrobo milenario. 2. Ica, Laguna Huacachina. 3. Vainas. 4. Hojas. 5 .Inflorescencias. 
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis mantaroensis L. Vásquez
Árbol de 10 a 12 metros de alto, tronco retorcido, de hasta 2 metros de diámetro, corteza color marrón, ramas verde-purpúreas con espinas pequeñas de 1 a 2 cm. de largo, vainas mayormente rectas de 10 a 25 cm de largo de color amarillo, esa especie es endémica del valle del río Mantaro, con su población más abundante a los alrededores de Huanta, su utilidad es como leña y carbón, sus vainas con la pulpa muy dulce y sin amargo es un excelente forraje.
El tronco de este algarrobo esta planta se regenera no muere al talarse sino que rebrota, por varias generaciones sucesivas; lo hemos descrito y nominado como una especie nueva para la ciencia, el epíteto específico se refiere al río Mantaro, porque es endémica de este valle.

P. mantaroensis: 1. Vainas. 2. Árbol. 3. Inflorescencia. 4. Tronco. 5 .Hojas.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis pallida (Humb. & Bompal. Ex Willd.) Kunth.
Árbol de 5 a 12 metros de alto, con el tronco de 0.50 a 1 metro de diámetro, la corteza de color negro, el cilindro centra de color marrón rojizo, con un anillo periférico delgado de color blanco, sus ramas tienen espinas largas y delgadas como agujas, miden hasta 10 cm más largas que en todos los demás algarrobos, sus vainas son largas y delgadas, de color amarillo, mayormente rectas, miden de 10 a 30 cm y menos de 1 cm de ancho, la pulpa es dulce pero muy amarga, por lo que no es consumido como forraje, su madera, se utiliza mayormente como leña.
Esa especie es endémica de la cuenca del Marañón, componente del bosque seco tropical interandino más amplio que existe en el Perú, ubicado en Jaén y Bagua, entre los 500 y 1000 m.s.n.m., el epíteto específico de pallida se refiere a que su follaje tienen color verde amarillento, lo que permite que las plantas se puedan distinguir a distancia.

P. pallida: 1. Hojas. 2. Inflorescencias. 3. Vainas. 4. Árbol. 5 .Espinas.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis peruviana L. Vásquez
Árbol frondoso con el tronco grueso y retorcido de más de 1 metro de diámetro, la corteza de color marrón rojizo, las ramas péndulas tienen hojas pequeñas y espinas también pequeñas de 1 cm de largo, la estructura del cilindro central con su duramen y albura similar a los otros algarrobos.
Las vainas son cortas y gruesas, miden de 5 a 20 cm, son de color amarillo con la epidermis recorrida de una densa venación marrón, su tronco sirve para leña y sus vainas como forraje. Esta especie es endémica del distrito de Sapichaca, forma parte del bosque seco interandino a orillas del río Pampas cerca de su desembocadura en el Apurímac perteneciente a la provincia de Andahuaylas, se tiene conocimiento que ha existido una amplia área poblada de esta especie pero la deforestación casi lo ha desaparecido y solo quedan pocas plantas en eminente peligro de extinción.
Este algarrobo lo hemos descrito y nominado con el epíteto de peruviana por encontrarse en el centro del Perú y por lo tanto es una especie nueva para la ciencia.

P. peruviana: 1. Árbol. 2. Tronco. 3. Vainas. 4. Hojas. 5. Inflorescencias.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis piurensis L. Vásquez
Este algarrobo es el que mayor altura alcanza, pasando los 20 metros, con un tronco robusto, de 1 a 2 metros de diámetro, la corteza es de color negro, las ramas largas forman una copa frondosa y cuando se cargan de vainas o se humedecen con las lluvias se desgajan por sí solas, debido a que su leño es frágil, con su fibra recta y retorcida como en las otras especies, sus espinas son pequeñas de no más de 2 cm y a veces hay plantas inermes, por lo que se le llama algarrobo hembra, el cilindro es de color rojo vinoso, con un anillo periférico amplio que es por donde circula la savia, por lo que su madera es más suave que P. limensis y se le llama por eso algarrobo blanco, sus hojas son grandes y extendidas por lo que también se le llama algarrobo cholo, sus vainas son largas, rectas o curvas de 10 a 30 cm de largo.
Esta especie está distribuida en la costa norte peruana y sur del Ecuador desde Chulucanas en Piura, Tumbes y Machala en el Ecuador, es el algarrobo que mayor población tiene en todo el Perú y en la actualidad es la fuente del mayor volumen de leña y carbón a nivel nacional, sus vainas además de ser el sustento de todo tipo de grado, principalmente caprino, sirve para obtener casi toda la algarrobina que se produce en el Perú, también es el sustento de la industria apícola con la mayor producción de miel en la costa.

P. peruviana: 1. Árbol. 2. Tronco. 3. Hojas. 4. Vainas.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis purpurea L. Vásquez
Es un árbol de hasta 10 metros de alto, tiene el cilindro central retorcido y duro de color marrón rojizo, la corteza es de color negruzco, ramas con espinas geminadas notorias de 3 a 4 cm, las vainas son mayormente rectas de 20 a 30 cm de largo, su epidermis es de color morado, por lo que se le conoce algarrobo morado y también como algarrobo pava, la pulpa de las vainas contienen el más alto porcentaje de proteínas que los demás algarrobos, además son dulces, sin amargo, por lo que es perseguido por el ganado caprino.
Esta especie se encuentra distribuida escasamente en toda la costa norte, desde Lambayeque hasta Tumbes, aunque en mucho lugares se ha perdido es más abundante en Tumbes. Esta especie estaba identificada hasta ahora como Prosopis affinis, similar a la existente en Argentina, Uruguay, Paraguay y sur de Brasil, pero es diferente a nuestro algarrobo.
La utilidad de este algarrobo es similar a los otros algarrobos, como madera de construcción, leña, carbón y las vainas como forraje.
Por sus particulares características lo hemos descrito y nominado como una nueva especie para la ciencia, dedicándole el epíteto específico de purpurea por el color de sus vainas.

P. purpurea: 1.Vainas tiernas. 2. Inflorescencia. 3. Árbol. 4. Vainas maduras.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez


Prosopis reptans Bentham.
Es la única especie peruana del género Prosopis que es un arbusto pequeño de 0.5 a 1 metro de alto, con tallos delgados de 1 a 2 cm de diámetro, sus hojas y espinas son pequeñas, además tiene una característica particular de sus raíces son reptantes y geminíferas, es decir que caminan produciendo nuevas plantas de trecho en trecho, sus semillas mayormente son estériles, con un bajo porcentaje de germinación 1 al 2%. Las vainas son pequeñas, espiraladas, en forma de un tirabuzón de color amarillo.
Esta especie se encuentra en un solo lugar que es el distrito de Mayocc a orillas del río Mantaro, perteneciente a la provincia de Huancavelica, el lugar es una zona ecológica tipo bosque seco tropical y está a 2500 m.s.n.m.
A esta planta se llama Quiwincha y a sus vainas se le dice sorte margarita, muy utilizada como adorno en brazaletes y collares que hacen de amuletos, para curar el mal de ojo y el susto de los niños y para atraer la buena suerte.

P. reptans: 1. Matorral. 2. Inflorescencia. 3. Vainas jóvenes. 4. Vainas maduras.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

Prosopis tupayachensis L. Vásquez.
Los ejemplares existentes son pequeños árboles de 3 a 4 metros de alto con el tronco de 20 a 30 cm de diámetro, pero muchos son rebrotes de plantas que sus troncos han sido cortados varias veces en forma sucesiva, observándose un tronco basal muy antiguo de gran tamaño, más de 2 metros de diámetro, cuya edad se ha calculado con carbono 14 en más de 900 años.
Los árbles existentes tienen su tronco de color marrón claro, sus ramas finales son de color verde purpúreo, con los entrenudos articulados en zigzag y con espinas largas de 6 cmm de largo. Las vainas son curvas, de color amarillo, con manchas purpúreas, miden de 10 a 20 cm de largo, se encuentra en campos abiertos cercanos a la ciudad del Cuzco en Huacarpay donde hay ruinas arqueológicas, a una altura de 3120 m.s.n.m. por lo que es único algarrobo que crece en la puna con un clima templado frío.
Su tronco sirve como leña y sus frutos constituyen un buen forraje, la mayor parte de población que ha existido ha sido talada y solo queda poquísimos ejemplares.
Hasta ahora estaba identificado como Prosopis laevigata que es un algarrobo que propio de México, con características diferentes por lo que hemos considerado como una nueva especie para la ciencia y el epíteto especifico de tupayachensis está dedicado al botánico cuzqueño Alfredo Tupayachi quien ha colaborado con las colecciones para el trabajo que hemos concluido.

P. tupayachensis: 1. Árbol erguido. 2. Vainas. 3. Hojas. 4. Inflorescencia. 5. Tronco 900 años.
Fotos: Leopoldo Vásquez Núñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario